Servicios Financieros y Créditos Rápidos
Servicios Financieros y Créditos Rápidos

Información General

Los créditos rápidos –y otros productos como la reunificación de deuda-, otorgados por entidades no de crédito, están teniendo cada vez un mayor auge entre los consumidores.

Este tipo de servicios, que normalmente llevan aparejado un interés remuneratorio y de demora muy elevado, además de otras condiciones económico-jurídicas excesivamente gravosas para un consumidor, en la mayoría de los casos, traen causa de la imperiosa necesidad de éste de acceder a liquidez de forma inmediata.

El consumidor que se encuentra en esta situación, normalmente no cumple con las condiciones (económicas, laborales o de garantía) que exige en una entidad bancaria a la hora de conceder un crédito o no puede esperar al largo trámite que esta requiere para aprobar el préstamo, por lo que los consumidores se ven a abocados a contratar este tipo de productos.

Sin obviar que esta solución puede suponer un alivio en un primer momento, normalmente, se convierte en un problema aún mayor para el consumidor, que se traduce en cuotas más altas, costes más elevados, condiciones más gravosas, garantías adicionales, etc.

Si se encuentra en la necesidad de tener que contratar con una entidad de este tipo –no de crédito-; puesto que cuenta con una amplia oferta en el mercado, antes de contratar debería tener claras varias cuestiones:

  • El tipo aplicable y el TAE
  • El interés de demora y cómo se calcula
  • Consecuencias en caso de impago
  • En su caso, si se exige algún tipo de garantía (hipoteca, aval bancario o personal, etc.)

Aunque la situación en la que se encuentre sea de apremio, no deje de comparar las distintas ofertas que existen en el mercado, que actualmente con muchas y contrate el producto que mejor se adecúe a sus circunstancias.

Síguenos en las redes
Comunidad Noclames