Fraudes y Delítos Informáticos
Fraudes y Delítos Informáticos

Consejos

En la mayoría de los casos, ser objeto de un fraude o un delito en internet se puede evitar si tomamos una serie de sencillas medidas en el día a día.

Siguiendo estos consejos se previenen problemas y la navegación es más segura:

  • No abras correos de usuarios desconocidos o de servicios que no hayas solicitado. Elimínalos directamente.
  • No compartas contraseñas, datos bancarios o personales.
  • No contestes en ningún caso a estos correos o reclamos publicitarios.
  • Si una oferta es “demasiado buena para ser real” puede que no lo sea.
  • Precaución al hacer “click” en enlaces y banners que se faciliten en un correo, foro, web, sms, etc o descargar ficheros adjuntos, aunque sean de contactos conocidos; pueden llevarte a sitios web maliciosos o tratarse de ficheros que llevan escondidos algún tipo de malware.
  • En caso de descarga de un fichero adjunto, analízalo previamente con un antivirus.
  • Antes de pulsar en un enlace, comprueba con un analizador de URLs que el sitio web al que te redirige es confiable.
  • Cambia las contraseñas, comprueba si son seguras y, ¿por qué no?, instala un gestor de contraseñas.
  • Haz copias de seguridad.
  • Verifica que el software del equipo es original y está actualizado con la última versión.  Comprueba que las opciones y herramientas de seguridad (antivirus, cortafuegos,...), están actualizadas y bien configuradas, indicando que las actualizaciones se realicen de forma automática. Presta especial atención a los navegadores. Es el momento de desinstalar los plugins o extensiones que no usemos.
  • Protege tu red WIFI. Es recomendable ocultar el nombre de la red para que no se «vea» desde el exterior y utilizar un protocolo de seguridad WPA o WPA2. También debería cambiarse la contraseña del router.
  • En cuanto a las redes sociales, lee con atención la política de privacidad y modifica tu perfil de acuerdo a tus preferencias. Conviene revisar la lista de aplicaciones que tienen acceso a tu perfil y borra lo que no sea de tu interés.
  • También hay que tener en cuenta que no siempre se sabe quién hay detrás de cada usuario, por eso se debe actuar con precaución antes de añadir a desconocidos o compartir información o quedar en persona con ellos
  • Los padres pueden ayudarse de aplicaciones de control parental que ayudan a que los niños naveguen de forma segura por la red.
  • Smartphone o tablet. Utiliza un código de bloqueo del terminal para cuando no se utilice. Una buena práctica es anotar el código IMEI pues hará posible el bloqueo con una llamada a la operadora para casos de pérdida o robo. No olvides que existe malware diseñado específicamente para estos dispositivos, por lo que se deben utilizar herramientas de seguridad siempre que estén disponibles.
  • Compras online. Verifica que la tienda tiene una web segura y confiable. Las direcciones web que comienzan por “https://” ofrecen mayores garantías de seguridad, es un protocolo más seguro. Toma precauciones en el momento de pago y lee con atención las condiciones de la venta. Siempre es bueno revisar la información compartida por la web, las facilidades de contacto directo, y las opiniones sobre la misma o el servicio y si estas parecen reales o publicitarias.
Síguenos en las redes
Comunidad Noclames