Energía
Energía

Información general

Con el fin de reducir el llamado "déficit tarifario" desde Julio del 2013, el Gobierno ha comenzado una reforma del sector eléctrico que afecta a todos los sectores y ámbitos –distribuidoras, comercializadoras, renovables, grandes consumidores, empresas, consumidores-  y en especial a los consumidores domésticos.

La reforma del sector eléctrico ha supuesto modificaciones en prácticamente todos los aspectos que afectan al sistema energético y a la forma de facturación. Así, ha sufrido fuertes cambios el sistema de facturación, pasando a tener mayor relevancia la potencia contratada que la energía consumida; los peajes de respaldo al autoconsumo; mayor información y desglose de las facturas; y la nueva metodología del cálculo del precio han llevado a un grave e injustificado aumento de las tarifas, a la confusión de muchos consumidores acerca de su factura eléctrica, el tipo de contratación que tienen y las condiciones del mismo. Todo ello ha provocado el incremento de las consultas y demandas, que se unen a ya las tradicionales de asesoramiento a las asociaciones de consumidores para la tramitación de sus reclamaciones.

La falta de información real y su ambigüedad hace el consumidor crea que la protección de sus derechos es escasa y se enfrenta a enormes dificultades a la hora de reclamar sus derechos ante el Servicio de Atención al Cliente de una forma efectiva y gratuita.

Síguenos en las redes
Comunidad Noclames