Arrendamientos Urbanos
Arrendamientos Urbanos

Certificado Energético

A partir del 1 de junio de 2013, para los arrendamientos posteriores a la citada fecha, el propietario deberá realizar el certificado de eficiencia energética de la vivienda a arrendar. Éste deberá mostrar el certificado original al inquilino y hacerle entrega de una copia del mismo.

El certificado tendrá una validez máxima de 10 años aunque el propietario podrá actualizarlo voluntariamente cuando considere que existen variaciones que puedan modificar el certificado.

Toda oferta, promoción y publicidad dirigida al arrendamiento deberá incluir la etiqueta de eficiencia energética.

El certificado de eficiencia energética contendrá como mínimo la siguiente información:

  1.  Identificación de la vivienda.
  2. Indicación del procedimiento utilizado para obtener la calificación de eficiencia energética.
  3. Indicación de la normativa sobre ahorro y eficiencia energética de aplicación en el momento de su construcción.
  4. Descripción de las características energéticas del edificio: envolvente térmica, instalaciones térmicas y de iluminación, condiciones normales de funcionamiento y ocupación, condiciones de confort térmico, lumínico, calidad de aire interior y demás datos utilizados para obtener la calificación de eficiencia energética del edificio.
  5. Calificación de eficiencia energética del edificio expresada mediante la etiqueta energética.
  6. Documento de recomendaciones para la mejora de los niveles óptimos o rentables de la eficiencia energética, a menos que no exista ningún potencial razonable para una mejora de esa índole en comparación con los requisitos de eficiencia energética vigentes.
  7. Descripción de las pruebas y comprobaciones llevadas a cabo, en su caso, por el técnico competente durante la fase de calificación energética.
  8. Cumplimiento de los requisitos medioambientales exigidos a las instalaciones térmicas.
Síguenos en las redes
Comunidad Noclames