Alquiler de Vehículos
Alquiler de Vehículos

Derechos

Información

La entidad, antes de que el consumidor quede vinculado, deberá poner a su disposición información suficiente, clara, veraz y comprensible sobre las características principales del contrato, de manera que el consumidor sepa efectivamente lo que va a contratar.

La publicidad es vinculante por lo que toda oferta vinculará a la entidad. Así mismo, la información que no esté disponible para el consumidor antes de contratar, no será de aplicación contractual.

Atendiendo a las características de este servicio, entendemos que es especialmente importante, sin perjuicio de la información básica obligatoria en todos los contratos (características del servicio, identidad de la empresa, precio, duración, forma de pago, etc.) la siguiente información:

Precio: deberá indicarse el coste total del arrendamiento del vehículo (impuestos, seguros, servicios adicionales, así como cualquier otro recargo adicional que pudiese realizarse  tras la devolución del vehículo) debidamente desglosado. Deberá indicarse la forma en que se calcularán los costes que no puedan ser determinados previamente.

El  importe no podrá modificarse salvo por condiciones objetivas que no dependan de la entidad, y siempre que el consumidor haya sido previamente informado y conste en el contrato.

Horarios y lugares de entrega y recogida: deberá indicarse claramente dónde se puede recoger y devolver el vehículo así como los horarios en los que puede hacerse la entrega.

El arrendador también deberá informar sobre el coste que pueda implicar la devolución fuera de horario y/o en un lugar diferente al de recogida, así como el coste de la recogida y/o entrega en lugares específicos como estaciones de tren o aeropuertos.

Combustible: deberá informarse claramente sobre la política de combustible y, en su caso, el coste que puede suponer para el usuario devolver el vehículo con el depósito con más o menos combustible que cuando lo recogió.

Kilometraje: debe indicarse si hay un límite de kilómetros para realizar con el vehículo a partir del cual hay que pagar y, en su caso, el coste adicional que supondría superar dicho límite.

También deberá indicarse si existen limitaciones geográficas para circular con el vehículo así como sus consecuencias.

Seguros: deberá informarse del seguro con el que cuenta el vehículo y las coberturas de éste.  Así mismo deberá informarse de  la posibilidad de contratar seguros adicionales, la cobertura y el importe de los mismos.

Si el arrendatario contrata un seguro adicional, deberá entregársele una copia de la póliza.

Accidentes/daños/robo: deberá informarse al usuario sobre cómo actuar en caso de que el vehículo sea robado o sufra algún daño, el conductor tenga un accidente, una multa o cualquier otro problema.

La entidad deberá facilitar direcciones, teléfonos y cualesquiera otros datos que puedan ser necesarios a los efectos indicados.

Fianza o depósito: deberá informarse claramente y con antelación sobre las garantías que se exigirán al conductor a la hora de contratar (fianza, número de cuenta, aval, etc.) y los casos en los que se podrá disponer de la misma.

En todo caso, si se producen recargos tras la entrega del vehículo, deberán estar acreditados y ser conforme al contrato.

Datos personales: No podrán solicitarse más datos de los necesarios para gestionar la relación contractual. Así mismo, deberá informarse de dicho tratamiento y de la existencia de un fichero.

Si se les va a dar un tratamiento adicional, por ejemplo, con fines publicitarios, deberá ser aceptado expresamente por el arrendatario.

La entidad deberá informar sobre los derechos ARCO al consumidor y facilitar un medio sencillo y gratuito para su ejercicio.

Hoja de reclamaciones: todo establecimiento de alquiler de vehículos, en España, está obligado a tener hojas de reclamaciones homologadas que deberán entregarse a cualquier consumidor que las solicite.

En caso de que la entidad no tenga hojas de reclamaciones o no quiera entregárselas al consumidor que las solicite se podrá poner en conocimiento, in situ, de la Policía Local para que deje constancia por tratarse de una infracción administrativa que podría acarrear sanción.

Otros: la entidad deberá informar de cualesquiera otras condiciones o requisitos que sean relevantes en relación al alquiler del vehículo, por ejemplo, la documentación necesaria para poder alquilar un vehículo, si se exige una edad o experiencia mínima, la forma de comprobación de las condiciones del vehículo al devolverlo, segundo conductor, coste de los suplementos, el seguro de franquicia, etc.

Contrato

El contrato deberá estar a disposición del consumidor antes de la firma del mismo de manera que este pueda conocer su contenido.

La redacción deberá ser transparente, clara, concreta y sencilla de manera que el consumidor comprenda claramente el contenido del contrato y conozca efectivamente las condiciones bajo las que contrata.

Es decir, la redacción del contrato deberá basarse en la buena fe y en el justo equilibro entre las partes, de manera que el consumidor no se encuentre posteriormente, por no haber entendido el contrato, con condiciones sorpresivas lesivas con sus derechos que puedan suponer, por ejemplo, un recargo inesperado.

Por eso, la ley establece que, si existen cláusulas contradictorias o si alguna cláusula es oscura o de difícil comprensión se interpretará a favor del consumidor; y, si existen clausulas que el consumidor no haya tenido oportunidad de conocer antes de contratar o son ilegibles, ambiguas, oscuras e incomprensibles, se tendrán por no puestas. También se tendrán por no puestas las clausulas contrarias a la ley y las clausula abusivas.

El tamaño de la letra del contrato no podrá ser inferior al milímetro y medio y deberá tener el suficiente contraste con el fondo de manera que no dificulte la lectura. Además, deberá estar redactado, al menos, en castellano.

El contrato deberá celebrarse en los locales de la empresa arrendadora, si bien su formalización y la entrega efectiva de los vehículos a los usuarios podrán llevarse a cabo en un lugar diferente, siempre que quede garantizada la contratación previa; no obstante, el contrato podrá ser celebrado en las delegaciones u otros locales auxiliares que la empresa arrendadora tenga en hoteles, agencias de viaje, complejos turísticos o centros similares, siempre que se haya comunicado tal sede.

En el contrato constará, al menos, el nombre, domicilio y número de identificación fiscal o código de identificación fiscal del arrendador y del arrendatario, el plazo de duración del contrato, el precio convenido, la matrícula del vehículo arrendado, el número de la autorización de arrendamiento a cuyo amparo se celebra el contrato, el órgano que la otorgó y el resto de las circunstancias que libremente pacten las partes.

Deberá suscribirse de forma independiente un contrato por cada arrendamiento de vehículos que la empresa efectúe. El contrato de arrendamiento o una copia de éste deberá ir, en todo caso, a bordo del vehículo arrendado. Si el alquiler fuera con conductor, se referirá, en todo caso, a la capacidad total del vehículo que se haya de utilizar, sin que quepa alquilar sus plazas de forma separada a distintos arrendatarios o clientes.

La empresa arrendadora habrá de conservar copia de los contratos durante el plazo de tres años, contados a partir de la fecha de su conclusión; si el alquiler fue con conducto, este plazo será de un año.

En cuanto a las especificidades de contratar a través de internet, puede consultar nuestro apartado de comercio electrónico.

DERECHO DE DESISTIMIENTO O CANCELACIÓN DEL CONTRATO

La Ley de Consumidores y Usuarios establece expresamente que no existe derecho de desistimiento en caso de alquiler de vehículos salvo que no se hubiese especificado una fecha o periodo concreto para la prestación del servicio.

No obstante, la compañía puede, si así lo quiere, otorgar ese derecho al consumidor y podrá imponer las condiciones bajo las que lo concede.

En cuanto a la posibilidad de cancelación del contrato de arrendamiento (ya sea antes o durante la prestación del mismo), habrá que estar a las condiciones que establezca el contrato.

Seguro

Los vehículos, para poder circular, deben contar, como mínimo, con el seguro de responsabilidad civil, el conocido como seguro a terceros.

Lo habitual es que las empresas de alquiler de vehículos ofrezcan al consumidor la posibilidad de contratar seguros adicionales. En ese caso la entidad deberá indicar exactamente las contingencias que cubren los distintos seguros, el importe, y, de contratarse, deberá entregase una copia de la póliza al arrendatario.

Reclamaciones

En España, las entidades de alquiler de vehículos están obligadas a contar con hojas de reclamaciones homologadas y entregarlas al consumidor cuando éste las solicite; en caso contrario podrá llamar a la Policía Local para que deje constancia puesto que es una infracción administrativa.

En el apartado "cómo reclamar" se explica cómo realizar una reclamación, los pasos a seguir y se facilitan formularios de reclamación.

Datos personales

La entidad, a la hora de formalizar el contrato, no podrá solicitar más datos de los necesarios para la gestión del mismo, debiendo informar al usuario del tratamiento que se dará a los datos y, en su caso, de la existencia de un fichero. 

Si la entidad fuese a utilizar los datos para una finalidad distinta de la meramente contractual deberá recoger el consentimiento expreso e informado del arrendatario e informar sobre dicho tratamiento.

La entidad deberá informar al consumidor sobre sus derechos ARCO y como ejercerlos, dotándole de un mecanismo gratuito para ello.

Daños

Si como consecuencia de un deficiente mantenimiento del vehículo o deber de vigilancia de las condiciones del mismo, se produjese un daño para el usuario (por ejemplo, un problema del vehículo provoque un accidente, o se quede parado y eso suponga consecuencias negativas para el consumidor), el arrendador será responsable ante el usuario.

Si el problema fuese consecuencia de un defecto del propio vehículo, inevitable y/o imprevisible para el arrendador, será el fabricante del vehículo el responsable de los daños y perjuicios ocasionados siempre que no hayan transcurrido los plazos legales para ello.

Síguenos en las redes
Comunidad Noclames