Devoluciones y derecho de desistimiento

En las compras presenciales en un establecimiento comercial, la regla general es que los consumidores no disfrutan del derecho de desistimiento; esto es, la ley no ampara la posibilidad de devolver el producto si es que no está roto o tiene alguna falta de conformidad que lo justifique.

No obstante, muchos establecimientos y cadenas reconocen al consumidor un derecho de devolución que puede ser en dinero o en vales para emplear en la misma tienda o en otras de la misma cadena. Téngase en cuenta que estas devoluciones o vales son posibles porque lo permite el vendedor, no porque la ley reconozca este derecho, por lo que debe tenerse en cuenta posibles límites que se establezcan, como el caso del plazo (“No se admitirán devoluciones transcurridos 15 días desde la compra”) o la duración del vale (seis meses, un año…).

Por lo tanto es necesario estar seguro de que se quiere lo que se compra, o que sienta bien si se trata de ropa, porque de lo contrario lo mejor es asegurarnos si el establecimiento tiene o no una política de devoluciones y, en su caso, saber cuál es.

A tener en cuenta, finalmente, que aun reconocido por el vendedor un derecho de devolución no sirve para cualquier producto (libros, software, ropa interior, etc.).

Síguenos en las redes
Comunidad Noclames